Netflix, una de las empresas tecnológicas más contaminantes según Greenpeace

carrusel, TIC

¿Contaminan Google, Amazon, Alibaba, Netfilx, Bing y el resto de empresas del sector de internet? ¿Cuánto daño hacen al medioambiente? Esas son solo algunas de las preguntas que Greenpeace se hace y cuyas respuestas recoge en el informe ‘Clicking Clean: ¿Quién gana la carrera para crear un Internet verde? 2017’, cuyos resultados ha presentado este martes. La delegación norteamericana de Greenpeace ha sido la encargada de analizar las huellas energéticas de los operadores de los mayores centros de datos “y de casi 70 de los sitios y aplicaciones más populares del mundo”, han explicado sus responsables. Aunque no lo parezca, desde la organización ecologista explican que las grandes firmas tecnológicas que trabajan con datos y transferencia de datos, tanto escritos como audiovisuales, requieren de “grandes cantidades de energía en el mantenimiento de sus servicios”. Por ello, la entidad apunta a que las empresas “tienen la opción de usar por tanto energías sucias anticuadas y contaminantes o usar energías limpias y ser un ejemplo para las demás corporaciones y para la sociedad”.

Las principales conclusiones del informe, cuya primera edición se presentó en 2009, son que Apple, Google y Facebook “están realizando algunos de los mayores avances hacia el uso de energía 100% renovable” del sector, mientras que empresas como Netflix, Amazon Web Services y Samsung “quedan aún rezagadas”. Según el estudio elaborado por Greenpeace, Netflix tiene una de las huellas de datos más grandes de entre todas las compañías analizadas, representando un tercio del tráfico de internet en Norteamérica y contribuyendo “significativamente” a la demanda mundial de datos por streaming de vídeo.

tabla-videos-streaming

Netflix anunció en 2015 que tenía la intención de paliar por completo su huella de carbono”, han explicado los responsables de la entidad. Asimismo, aseguran que “un examen detallado por parte de Greenpeace hace pensar a la ONG que Netflix probablemente solo se esté planteando pagar multas por compensar sus emisiones de carbono o comprar certificados de energías renovables transmisibles sin garantía de que estén asociados a transacciones reales de electricidad verde. De ser así esto supondría un parche y no tendría ningún efecto en su inversión en energías renovables”.

La responsable de Energía de Greenpeace España, Sara Pizzinato, ha asegurado que “Amazon continúa defendiendo las energías renovables, pero está manteniendo a sus clientes en la oscuridad sobre sus decisiones energéticas. Esto es preocupante, especialmente cuando la empresa se está expandiendo en los mercados cuya electricidad es generada mayoritariamente con energía sucia ”. Por este motivo, ha hecho hincapié en que, en el caso de Netfilx, el portal “debe asumir la responsabilidad y mostrar liderazgo asegurándose de que su crecimiento está impulsado por energías renovables, no por combustibles fósiles”.

China y el monopolio eléctrico

Por otro lado, este nuevo estudio de Greenpeace analiza por primera vez a las compañías asiáticas, entre ellas Tencent, Baidu, Alibaba y Naver. “La región asiática está muy por detrás del mercado estadounidense en cuanto a compromisos renovables adquiridos”, aseguran, y apuntan a que ello reponde “en gran parte a que estas firmas tienen menos opciones de escoger que las eléctricas les suministren energía limpia ya que allí normalmente los mercados eléctricos son monopolios”.

Tal y como explica Greenpeace, casi veinte empresas tecnológicas a nivel mundial ya se han comprometido a usar el 100% de su energía con fuentes renovables. Entre todos los centros de datos evaluados, la ONG destaca el trabajo de Switch, firma que “está realizando el mayor progreso para pasar toda su flota de centros de datos a las renovables a través tanto de sus políticas de compras como a través de su capacidad de influencia para derribar las barreras que puedan surgir en el cumplimiento de su compromiso”.

tabla-buscadores

Greenpease ha explicado que la industria de las tecnologías de la información consumió en 2012 el 7% de la electricidad mundial, una cantidad que “crecerá e incluso se cree que llegará a superar el 12% en 2017,  ya que también lo hará el tráfico global en internet”. Por otro lado, mienras que el streaming de vídeos a través de la red de resdes representaba el 63% del tráfico mundial en internet en 2015, de acuerdo con el Cisco Network Traffic Forecast de 2016, “se prevé que pueda llegar a representar alrededor del 80% del tráfico en 2020”.
La responsable de Energía de Greenpeace España, Sara Pizzinato, ha asegurado que “Amazon continúa defendiendo las energías renovables, pero está manteniendo a sus clientes en la oscuridad sobre sus decisiones energéticas. Esto es preocupante, especialmente cuando la empresa se está expandiendo en los mercados cuya electricidad es generada mayoritariamente con energía sucia ”. Por este motivo, ha hecho hincapié en que, en el caso de Netfilx, el portal “debe asumir la responsabilidad y mostrar liderazgo asegurándose de que su crecimiento está impulsado por energías renovables, no por combustibles fósiles”.

Con los datos de este informe en la mano, Greenpeace pide a las principales compañías de internet que “se comprometan a largo plazo para alimentar su necesidades energéticas al 100% con energías renovables”. Por otro lado, también les pide que “garanticen transparencia” acerca de sus prestaciones energéticas así como del consumo de recursos de sus actividades, “incluyendo datos sobre de qué fuentes energéticas se abastecen”. Esto último, aseguran, permitiría a “sus clientes, inversores y partes interesadas medir su progreso hacia el cumplimiento del compromiso 100% renovable”. Por último, espera que las grandes corporaciones tecnológicas desarrollen una estrategia “para aumentar su suministro de renovables y abandonen las fuentes sucias, con una mezcla entre políticas de compras, inversiones en renovables y promoción ante sus proveedores y los actores gubernamentales de medidas para derribar las barreras al acceso a las renovables”.

Deja un comentario