La Diputación de Gipuzkoa homenajea a 123 ferroviarios víctimas de la represión franquista

Actualidad, carrusel, Memoria histórica, ultimas

La Diputación de Gipuzkoa ha homenajeado este martes a 123 hombres y mujeres que formaron parte del personal del Ferrocarril del Urola y que fueron “represaliados por su compromiso con la libertad y los valores democráticos”. Con estas palabras ha recordado el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, a estas personas que “sSe mantuvieron leales a las autoridades legítimas, y por eso fueron castigados”. El proceso de depuración del franquismo afectó a 1.051 personas en la Diputación Provincial de Gipuzkoa, que en 1936 no tenía carácter foral, siendo 123 de ellas ferroviarios y ferroviarias. 80 años después del golpe de estado y posterior guerra, el Gobierno foral ha ofrecido su reconocimiento institucional al personal del Ferrocarril del Urola represaliado.

El acto ha tenido lugar en la sala Patio de Tabakalera, en Donostia, donde se ha hecho un repaso lo sucedido en Gipuzkoa durante la guerra a través del espectáculo teatral ‘Trenak ekarri, gerrak eraman’ (venido con el tren, ido con la guerra), que ha corrido a cargo de la compañía Hika y que ha tenido el ferrocarril como eje. Además de Olano, han participado en el acto Eneko Goia, alcalde de Donostia; Jose Antonio Santano, alcalde de Irun; Oier Korta, alcalde de Zumaia; Ane Beitia, alcaldesa de Elgoibar; e Iraitz Lazkano, alcalde Elgeta, como representantes de localidades que fueron escenario de hechos tristemente destacables en aquel 1936. Al final del acto se ha procedido a homenajear a los ferroviarios, que han recibido un recordatorio de manos del diputado general. En total, han participado en el evento familiares de más de 40 trabajadores y trabajadoras del tren. De este modo, la Diputación cierra el camino que empezó a andar en 2004, cuando homenajeó a miqueletes, peones, telefonistas y demás personal de la Diputación represaliado por el franquismo.

homenaje-represaliados-02
Espectáculo teatral ‘Trenak ekarri, gerrak eraman’ (venido con el tren, ido con la guerra), que ha corrido a cargo de la compañía Hika y que ha tenido el ferrocarril como eje. Diputación de Gipuzkoa

Al acto han asistido, entre otros, Bakartxo Tejería, presidenta del Parlamento Vasco; Josue Erkoreka, consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno y portavoz del Gobierno Vasco; María José Beaumont, consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno de Navarra; Ana Ollo, consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra; Eider Mendoza, presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa; diversos miembros tanto del Parlamento Vasco como de las Juntas Generales de Gipuzkoa; representantes de asociaciones memorialistas; los alcaldes de Azpeitia y Zestoa, así como representantes del Ayuntamiento de Zumarraga, entre otros representantes municipales. También han asistido miembros del Gobierno foral, como los diputados Imanol Lasa y Aintzane Oiarbide, y la directora de Convivencia y Derechos Humanos, Maribel Vaquero.

“Solemos reivindicar los valores de los grandes personajes de la historia”, ha dicho Olano en su intervención, “y en ocasiones parecemos olvidar a quienes son perseguidos y reprimidos por defender esos mismos valores”, poniendo a los ferroviarios y ferroviarias del Urola como ejemplo. Por ello, en nombre de la Diputación, Olano ha mostrado su agradecimiento y reconocimiento a este colectivo ya que “nunca es tarde”. “Son la cooperación y el compromiso de toda la sociedad las que hacen que este pueblo avance, y de ahí nuestro total reconocimiento a quienes en 1936 intentaron llevar a cabo precisamente esto”, ha señalado.

homenaje-represaliados-03

El personal del Ferrocarril trabajó con normalidad durante las primeras semanas de guerra. En septiembre, sin embargo, tras tomar el bando sublevado Irun y Donostia, se cursó la orden de evacuación del territorio que obedecieron 79 trabajadores y trabajadoras del tren del Urola, quienes se llevaron consigo a Bizkaia diversas locomotoras y vagones. Asimismo, realizaron diversos sabotajes para dificultar la utilización del ferrocarril, incluyendo el derribo de un puente en Urretxu. Una vez en Bizkaia trabajaron custodiando los recursos del Ferrocarril del Urola o se pusieron a las órdenes de los recién creados Ferrocarriles de Euzkadi. Cuando los sublevados tomaron la comarca, decretaron el despido de todo aquel que no se presentará en su puesto de trabajo en 48 horas, por lo quienes huyeron a Bizkaia quedaron sin empleo. Luego, en el proceso de depuración, se confirmaron los 79, a los que se sumaron otros cinco más. El resto recibieron castigos temporales de suspensión de empleo o sueldo.

Gipuzkoa en el año 1936
El diputado general también ha puesto el foco en el papel que jugó Gipuzkoa en la guerra de 1936, ya que la contribución del territorio fue “clave” para la creación del Gobierno Vasco. “La resistencia de los Intxortas detuvo el avance sublevado el 4 de octubre de 1936, y tres días después Jose Antonio Agirre juraba como primer lehendakari en Gernika”, ha recordado Olano. “La defensa de la legitimidad democrática, soberanía del pueblo vasco, libertad… todo eso es lo que representaba aquel Gobierno vasco. Y fue la resistencia llevada a cabo en los momentos guipuzcoanos la que hizo que todo aquello fuera posible”, ha reivindicado.

Las columnas sublevadas penetraron en Gipuzkoa apenas una semana después de que fracasará el golpe de estado de Franco. Según se fueron apoderando del territorio, la sociedad guipuzcoana del momento tuvo que padecer los fusilamientos, exilios forzados y todo tipo de excesos, una cruda realidad sacada a la palestra por testimonios de los alcaldes y alcaldesa participantes en el acto. “Aquel Gobierno vasco luchó contra esa oscuridad, en defensa de la libertad. A esos valores se aferraron muchos guipuzcoanos y guipuzcoanas, como el personal del Ferrocarril del Urola, y por eso fueron represaliados y castigados”, ha añadido.

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar

 

Fotografías: Diputación Foral de Gipuzkoa

Deja un comentario