Ethan Hawke: “La carrera de un actor tiene que tener equilibrio entre el cine populista y el más personal”

Actualidad, Cine, Festival de Cine de San Sebastián, Festival de Cine de San Sebastián 2016, ultimas

El actor Ethan Hawke llega al photocall del Kursaal calmado, alisándose la chaqueta y dispuesto a posar ante más de medio centenar de cámaras. Al ponerse frente a todos ellos gira la cabeza a su derecha y comienza a hacer un barrido con la mirada, muy lentamente, de cada objetivo que lo apunta. Ethan Hawke es una estrella de Hollywood y demuestra las tablas que tiene ante los medios gráficos.

El actor estadounidense recibe esta noche el Premio Donostia, un premio por el que se ha mostrado muy agradecido e incluso ha bromeado que “si dentro de 30 años aún sigo vivo espero poder recibir otro y ser la primera persona en tener dos”. Ethan Hawke llega a Donostia con ‘Los siete magníficos’ bajo el brazo, un film de Antoine Fuqua que reversiona la cinta original de 1960 y que a su vez es “un remake de ‘Los siete samuráis’ que a su vez está basado en un antiguo mito de que los débiles heredarán la tierra, como David y Goliat”, ha explicado el actor.

Las diferentes preguntas que le han formulado a Ethan Hawke también han servido para que el actor estadounidense reflexionara, no sólo sobre la violencia en EEUU o el racismo, sino también sobre su profesión y el hecho de compaginar películas comerciales con cine independiente. “Si no haces que la gente gane dinero no puedes jugar en este mundo”, ha expresado Ethan Hawke, que ha añadido que “nunca tienes una gran carrera si no logras un equilibrios en lo que haces”. En ese sentido, ha explicado que “si trabajas mucho tiempo con los estudios –de cine- te marcan y te pierdes. Para mí el éxito está en poder hacer mi arte populista y mi arte personal, tener un equilibrio entre ambas para seguir trabajando. Los actores que acaban emborrachándose es porque hacen un arte populista que del que no están orgullosos”. Ethan Hawke ha puesto como ejemplo el film ‘Antes del atardecer’, secuela de ‘Antes del amanecer’. “Pudimos hacerla tras hacer ‘Training day’”, ha asegurado-

Asimismo, se ha mostrado “fascinado” por la evolución que está experimentando el cine. “En los primeros 100 años del cine necesitabas muchos millones para poder rodar una película, hoy en día eso está cambiando y con poco dinero puedes hacer una película. Ocurre como en la literatura, todos podemos coger un pedazo de papel y ponernos a escribir. Creo que en los próximos años la calidad dependerá de lo que la película pueda contribuir a la sociedad. Es algo emocionante para esta profesión”. Se trata de una evolución que está viendo muy de cerca: “Mi hija tiene 18 años y se está enamorando de esta profesión. Lo estoy viviendo a través de sus ojos y es emocionante. A menudo, en la relación entre el mentor y el aprendiz, el primero aprende mucho de la curiosidad y las preguntas que le hace. Yo aprendo mucho de la curiosidad de los jóvenes”. Asimismo, ha incidió en que “nunca he querido ser profesional, tan sólo he intentado abordar mi trabajo con mucho amor, y creo que lo he conseguido”.

Por otro lado, Ethan Hawke ha confesado “tener miedo” al paso del tiempo. “No quiero morir, es lo que temo, y por eso procuro centrar toda mi vida en lograr un objetivo artístico con un significado”.

 

“Hay que quitar las pistolas de las manos de los niños”

La violencia en el cine y el derecho a las armas en EEUU ha sido otro de los temas del que Ethan Hawke ha hablado. “Si haces una película western no puedes decir ‘¡eh!, no os matéis con pistolas’. Que haya censura en el cine sobre el uso de las armas no va a influir en las leyes. Hay tanta demanda a favor de las pistolas y las armas en EEUU”. En su opinión, el arte, en cualquiera de sus vertientes, “refleja lo que queremos ver como sociedad”. Ha abogado porque lo que se debe hacer es “quitar las pistolas de las manos de los niños”, algo que cree que se logrará sólo si “cambia la ley” que ha confiado en que “lo hará”.

También ha habido quien le ha preguntado sobre si la película de ‘Los siete magníficos’ sería del gusto de Donald Trump, candidato republicano a la Casa Blanca. “Estoy seguro de que a Donald Trump le encantará esta película, pero al mismo tiempo creo que no sabrá de lo qué va realmente, y que es que personas diferentes se unen para luchar contra él”, ha asegurado el actor estadounidense.

Aunque se trate de un western, Ethan Hawke ha hecho hincapié en que lo que se muestras es que “la gente que se une para luchar por los demás, cuenta un mito, una leyenda y habla de la avaricia. Es como la codicia que destruye el Medioambiente”. En ese sentido, ha recordado que durante el rodaje Antoine Fuqua “hablaba constantemente de los samuráis, porque samurái quiere decir ‘servir’, y decía que nos tenemos que servir los unos a los otros”.

Ethan Hawke ha asegurado que le gustaría volver a hacer un papel en un western, pero ha asegurado que esta vez “en un segundo plano”, y ha mencionado una novela gráfica sobre Jerónimo que se ha publicado este año, que le gustaría se lleve al cine. “Cuenta una historia distinta, lo hace desde el punto de vista de los Chiricahua. Las películas de western siempre empiezan la perspectiva del hombre blanco. E gustaría hacer una película en la que se cuente desde su punto de vista la historia y yo interpretar a un vaquero que está en un segundo plano. Sería muy interesante”.

Deja un comentario